La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), a través de su Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepris) arrancó el Operativo de Cuaresma, cuyo objetivo es intensificar la supervisión a los expendios de alimentos de pescados y mariscos, para vigilar que las condiciones de venta y refrigeración sean las adecuadas para el consumo humano.

Para ello se realizará un promedio de 600 visitas de verificación a establecimientos dedicados al proceso, venta y distribución de pescados y mariscos, incluidos los mercados públicos y móviles de la capital y el interior del estado, además de supermercados y tiendas de autoservicio; con el apoyo del personal de las 8 Jurisdicciones Sanitarias de la entidad.

En estas revisiones se verifica que existan las condiciones adecuadas de higiene en puntos de venta de alimentos y productos del mar, ya sean crudos o preparados, a la vez que se efectuarán 503 muestreos a productos pesqueros, peleterías, negocios de aguas frescas y se harán análisis sensoriales en moluscos bivalvos, crustáceos y pescados.

De detectar que los alimentos se encuentran fuera de norma, el personal de la Coepris realizará el decomiso respectivo de los productos, para evitar intoxicaciones en la población. Estos monitoreos se realizan durante todo el año y se intensifican en temporada de Cuaresma; en estos operativos se verifica que los pescados y mariscos se encuentren refrigerados o encima de camas de hielo, para evitar el riesgo de que se echen a perder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.