Científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México, han señalado que la variante Ómicron del virus Sara Cov-2 “agarra parejo”, pero es posible tomar medidas para evitar volver a contagiarse.

Por medio de un boletín informativo, la máxima casa de estudios, a través del doctor Samuel Ponce de León, titular de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus, aseguró que el virus no hace distinciones; sin embargo, las personas más afectadas son las que tienen entre 20 y 50 años, porque son las que tienen más movilidad.

Explico que como ya sabemos este virus se trasmite fundamentalmente “en gotas aéreas” que se expulsan al hablar, al estornudar, al toser y que quedan flotando en forma de aerosol en ambientes cerrados, por lo que, para evitar contagios, se debe utilizar correctamente los cubrebocas.

Por ello, se han emitido algunas recomendaciones para evitar volver a infectarse de este virus o alguna de sus variantes.

Siempre que estemos en ambientes cerrados o semicerrados, e incluso en congregaciones de gente a la intemperie, hay que portar el cubrebocas y mantener una sana distancia.

Es necesario tener una correcta ventilación en las áreas donde se labora o da clases.

También es fundamental que las personas que desarrollan síntomas de la enfermedad o que sospechan que tienen COVID-19 deben voluntariamente autoconfinarse

En el transporte público, “donde la convivencia es muy íntima”, para minimizar el riesgo de infección, se deben mantener abiertas las ventanas de los vehículos y una higiene correcta, sobre todo de manos. Además de llevar ajustado correctamente el cubrebocas y si es posible usar dos, “perfectamente sellados”. No quitárselos ni tomarlo con la mano.

Es ideal que el cubrebocas tenga tres capas de una tela de algodón o del material con el que se hacen los cubrebocas quirúrgicos.

Siempre hay que usar el cubrebocas hasta el puente de la nariz y por debajo de la barbilla.

En el caso de un familiar con sospecha de infección, con síntomas o ya infectado, los utensilios de comida deben lavarse “con agua, jabón y listo”. No es necesario ningún otro cuidado.

La transmisión del virus es por vía aérea, no a través del contacto con este tipo de utensilios (si están lavados) ni del consumo de alimentos.

Te puedes infectar después de tocar alguna superficie (mano, vaso, botella…) donde se hayan depositado secreciones respiratorias por toser o estornudar en ellas, se agarra la nariz, los ojos o la boca.

Estás recomendaciones, se han estado ofreciendo de forma reiterada, desde que inició la situación de contingencia Sanitaria a nivel mundial, pero con el paso del tiempo se han relajado las medidas, por factores como la vacunación masiva a nivel nacional.

Es indispensable evitar bajar la guardia y continuar con todos los cuidados para evitar contagios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.