Puedo de que se realizó la junta de dueños de los equipos de la LigaMX de fútbol, se llegó a la determinación de sancionar a la franquicia de Gallos Blancos, sin que esto signifique la desaparición de la misma.

El Estadio “La Corregidora” de Querétaro, será vetado durante un año, por lo que los Gallos no contarán con su público en este lapso, aunque también podrán decidir si se juega en otra sede, la cual también será a puerta cerrada.

Los actuales directivos de equipo, han sido suspendidos por cinco años y se ha puesto un plazo fijo de un año para que la franquicia sea vendida, pero por ahora, el club pasará a las manos de Jorge Alberto Hank, quien es el propietario de Grupo Caliente y de los Xolos de Tijuana.

Es hasta el momento la información que ha fluido tras la reunión extraordinaria y virtual que tuvieron los dueños de los equipos de la LigaMX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.