A través de un comunicado el Sindicato de Poder Judicial de Michoacán, señala que se han vuelto insostenible las condiciones laborales para ellos, sin contar que no se ha dado incremento salarial, por lo que han hecho público un pliego petitorio para regularizar sus actividades de trabajo.

El comunicado que presentamos de manera integra expone las necesidades de los abogados litigantes y usuarios de los juzgados que se están viendo afectados por este reclamo.

A la opinión pública, abogados postulantes, usuarios de los servicios de justicia y personal sindicalizado del Poder Judicial de Michoacán:

En seguimiento a las acciones de comunicación permanente por parte del pleno del Consejo del Poder Judicial de Michoacán para dar a conocer sobre el estado que prevalece en torno a la huelga de puertas abiertas, se hace la presente comunicación a la opinión pública, abogados postulantes, usuarios de los servicios de justicia y personal sindicalizado de la institución.

En primer lugar, es importante recordar que el movimiento de huelga de puertas abiertas no obedece a una determinación del Consejo del Poder Judicial, sino al acuerdo del Tribunal de Conciliación y Arbitraje en el Estado de Michoacán del pasado 28 de febrero, como un proceso legítimo de suspensión de labores sin paralizar los servicios públicos a la sociedad en los juzgados y oficinas, por lo cual, prevalece el derecho de la ciudadanía de recibirlos, pues conllevan un mayor beneficio colectivo y son indispensables.

Asimismo, que producto de las diversas negociaciones y tomando únicamente como base lo establecido formalmente en el emplazamiento a huelga del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Poder Judicial del Estado (SUTASPJEM), el Consejo ha presentado la propuesta de aumento salarial consistente en:

  1. Incremento del 3.5% a salario;
  2. Incremento del 3.5% a compensación;
  3. Incremento del 1.5% a demás prestaciones (bonos, ayudas económicas, despensa, etcétera);

En este sentido, es importante señalar que el incremento salarial debe ser proporcional al ingreso de cada trabajador, además de que fue así como se demandó en el mencionado emplazamiento.

Además, desde el Consejo entendemos que el aumento para cada trabajador es un derecho irrenunciable, que a cada categoría corresponde una responsabilidad y un salario, y que este Pleno no puede atender la propuesta realizada en declaraciones en medios de comunicación, es decir, fuera de lo establecido formalmente en el emplazamiento.

Aun así, en un acto de buena fe, de lograr un acuerdo y concluir esta huelga en beneficio de los usuarios, el Consejo ha cedido en puntos como:

  1. Otorgamiento de bases;
  2. Que los trabajadores sindicalizados continúen disfrutando de sus beneficios sindicales en los casos en que cambian de categoría, de acuerdo a las Condiciones Generales de Trabajo;
  3. Declarar el día 1 uno de noviembre como día inhábil;
  4. Incremento al capítulo de prestaciones sociales; y,
  5. El pago de salario y demás prestaciones de los días en que no se han presentado a laborar.

Sin embargo, el pasado viernes 11 de marzo, integrantes del Comité Ejecutivo hicieron saber a este órgano administrativo que la propuesta fue rechazada por la mayoría de la base sindicalizada, sin incluir mayores datos ni información, es decir, motivos específicos para el rechazo y sin que exista, hasta este momento, una contrapropuesta para ser valorada.

Es así que la conclusión de la huelga de puertas abiertas, se encuentra hasta este momento en manos del Poder Judicial de la Federación, a través de los diversos juicios de amparo interpuestos, o en su caso, del Tribunal de Conciliación y Arbitraje del Estado.
Finalmente, quienes integramos el Consejo del Poder Judicial de Michoacán continuamos en la mejor disposición de un diálogo abierto y transparente con quienes integran el sindicato, a fin de dar una pronta solución en beneficio de la sociedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.