En el marco del día mundial del agua, que se festeja cada día 22 de marzo para recordar la relevancia de este líquido esencial, como recurso no renovable e indispensable para el sostenimiento vital.

A pesar de que todas las actividades sociales y económicas dependen en gran medida del abastecimiento de agua dulce y de su calidad, 2 mil 200 millones de personas viven sin acceso a agua potable.

Por ello, esta celebración tiene por objetivo concienciar acerca de la crisis mundial del agua y la necesidad de buscar medidas para abordarla de manera que alcancemos el Objetivo de Desarrollo Sostenible No 6, que se refiera gener “Agua y saneamiento para todos antes de 2030”.

La celebración de este tema para el 2022, está enfocada en las aguas subterraneas, que aunque no se ve , tienen efectos en todos lados.

Tras alimentar manantiales, ríos, lagos y humedales, las aguas subterráneas finalmente se filtran a los océanos. Su principal fuente de recarga es la lluvia y la nieve que se infiltran en el suelo y pueden extraerse a la superficie por medio de bombas y pozos.

De acuerdo con información de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Es imperativo proteger este recurso, ya que de otro modo se pone en riesgo la vida del planeta.

La protección del mismo, se refiere a evitar la obre explotación, es decir, extraer más agua que la que se puede recuperar a través de la lluvia, además de evitar factores de contaminación de los mantos acuíferos, lo que puede derivar en un incremento en los costos de extracción

Este año, reivindiquemos el estudio, la protección y la utilización de las aguas subterráneas de forma sostenible para sobrevivir al cambio climático y satisfacer las necesidades de una población en constante crecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.