Después de más de dos años que inició la pandemia por la Covid-19, y está aprendiendo a convivir con este virus, y desarrollar métodos para hacer las fácil y amigable su detección, pero también la prevención para evitar mayores contagios.

Por ello, un desarrollador australiano, aseguró haber creado una app, por medio de la cual, puedes saber si estás o no contagiado con solo la tos.

La aplicación se llama ResApp Health y de acuerdo con su creador, en un ensayo clínico piloto en la Bolsa de Valores de Australia, anunció resultados positivos para una nueva prueba de detección de COVID-19 basada en audio para la tos,
prueba que solo requiere un teléfono inteligente.

En un ensayo clínico piloto de 741 pacientes (446 COVID-19 positivos)
reclutado en los Estados Unidos y la India, la prueba de detección de ResApp, que utiliza el aprendizaje automático para analizar el sonido de la tos de un paciente.

Cabe señalar que los resultados no han sido aún contrastados, ya que esto significa que ha sido presentado ante los inversores. Por lo tanto, aún habría que comprobar su eficacia.

Para ello, la aplicación usa un complejo sistema de aprendizaje automático con un conjunto de datos llamado Breathe Easy, y el responsable de la app asegura que la precisión de este algoritmo es del 98,5%. Eso sí, al analizar la tos grabada por teléfono de personas afectadas por coronavirus.

Los desarrolladores entrenaron y testearon el sistema de aprendizaje automático con dicho conjunto de datos, para luego probarlo con 741 usuarios provenientes de Estados Unidos y de la India. Los resultados, recogidos en dicho ensayo, muestran que la app consiguió una sensibilidad (es decir, la habilidad para detectar un paciente enfermo) del 92%.

De la misma forma ocurre con la capacidad de la aplicación para identificar pacientes no enfermos, que llegó al 80%.

El ensayo se atreve incluso a decir que el resultado de ResApp respecto a su efectividad supera a las pruebas de antígenos. Si esto fuera verdad, un simple smartphone podría dejar obsoletas a estas pruebas, que además implican la molestia del proceso en sí.

Esta  app funcionó de forma constante en una variedad de subgrupos de estudio, con distintas ubicaciones y factores a tener en cuenta, y es que la aplicación mostró “un rendimiento constante” en las dos fases principales del coronavirus, cuando “Delta era la variante dominante”, y otro en el que pasó a serlo Ómicron.

Sin embargo, reconocen que la aplicación tuvo un menor rango de precisión en pacientes asintomáticos, probándose en tan solo 14 pacientes de este grupo. Por lo tanto, su eficacia aún tiene que probarse con mayor intensidad.

Aún tiene que aprobarse a nivel internacional para su uso en dichos entornos, ResApp Health ha conseguido la aprobación de Australia y Europa para el desarrollo de una app llamada ResAppDx que sirva para diagnosticar enfermedades del tracto respiratorio también con la tos. Esta se puede descargar de forma completamente gratuita para iOS y para Android.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.