Con el propósito de fortalecer medidas preventivas que permitan erradicar enfermedades como la hepatitis, la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM), exhorta a las y los michoacanos a extremar cuidados de higiene en el uso de alimentos y agua.

Durante la temporada de lluvias y calor, la hepatitis A se presenta de manera más frecuente por lo que es necesario que las personas se laven las manos antes y después de ir al baño; así como de preparar alimentos y comer.

La hepatitis A es una infección vírica. Aunque muy contagiosa, no es tan grave como los otros tipos de hepatitis (B o C); además se presenta de manera repentina con una duración corta; es decir no suele durar más de 6 meses.

Las personas con la infección pueden transmitir el virus aproximadamente durante las dos semanas anteriores a que aparezcan los síntomas y durante los siete días posteriores. Pero, también los enfermos que presentan pocos síntomas o incluso ninguno, como los lactantes y niños pequeños, pueden transmitirlo.

La forma más común de contagio es la transmisión por agua o alimentos contaminados, ya que el virus que produce la hepatitis A está presente en las heces, las condiciones higiénicas deficientes contribuyen a la contaminación fecal-oral entre personas.

Por ello, se recomienda usar guantes en caso de que se tenga que tocar excremento de otra persona (bebé o algún enfermo); además de lavarse las manos inmediatamente, lavar alimentos con jabón y agua de la llave, preparar comida en casa, no compartir utensilios de cocina y evitar comer en la calle, son algunas recomendaciones que previenen el contagio.

Los principales factores de riesgo conocidos para la transmisión de la hepatitis A son:

• El contacto directo en casa, especialmente si no hay unas medidas higiénicas adecuadas que impidan la contaminación de la comida a partir de las heces de portadores, normalmente durante su preparación o manipulación.

• El contacto sexual, especialmente si hay contacto con la materia fecal de un portador o persona que se encuentre en las fases previas de la infección.

• Trabajadores de colegios y guarderías.

• Manipuladores de alimentos.

• Personal sanitario: puede haber un riesgo de transmisión a partir de heces o sangre de personas ingresadas en hospitales o que acuden a sus controles periódicos.

• Viajes: si se viaja a zonas del mundo en las que las medidas higiénicas no están adecuadamente controladas.

De acuerdo al registro epidemiológico correspondiente a la semana 10, Michoacán registra un acumulado de 20 casos de hepatitis A; 1 de B; 11 de C y otras hepatitis víricas 6.

La hepatitis A, B, C, D Y E pueden causar infección e inflamación grave y crónica del hígado, que a su vez puede dar lugar a cirrosis y cáncer del hígado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.