De acuerdo con un estudio israelí, será necesario aplicar a las personas una cuarta dosis de refuerzo de la vacuna Pfizer, para mejorar la protección contra la Covid-19.

Los resultados, fueron publicados la tarde del miércoles a través del New England Journal of Medicine, se basaron en datos de 1.2 millones de personas de 60 años o más. Aproximadamente la mitad de los participantes recibió un cuarto vacuna, mientras que el resto recibió solo la tercera.

La tasa de enfermedad grave entre quienes recibieron una cuarta dosis fue unas tres veces menor que entre quienes recibieron solo una tercera dosis, y la protección no disminuyó durante el periodo de estudio de ocho semanas.

Las personas con solo tres vacunas reportaron el doble de infecciones que aquellas con el refuerzo adicional. Sin embargo, la protección contra la infección disminuyó a lo largo del estudio.

Ante estos resultados, Israel comenzó a ofrecer una cuarta dosis de la vacuna a principios de enero cuando la variante ómicron, se propagó rápidamente y la evidencia mostró una disminución de la protección después de tres vacunas. 

Se comenzó a ofrecer vacunas a personas mayores y aquellas consideradas de mayor riesgo, como prioridad, antes de comenzar a distribuirla de forma general.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.