En aras de actualizar conocimientos respecto al almacenamiento correcto, tratamiento, y disposición final de los Residuos Peligrosos Biológico Infecciosos (RPBI), la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), a través de la Comisión Estatal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coepris), capacitó al personal de los centros de salud y hospitales de sus ocho jurisdicciones sanitarias.

El objetivo es disminuir la exposición del personal involucrado con el manejo de RPBI y facilitar el cumplimiento de legislación en materia de salud y medio ambiente NOM-087-ECOL-SSA1-2002, en lo relativo a Residuos Peligrosos Biológico Infecciosos.

Para la recolección de los residuos, se debe contar con recipientes especiales, distintos a los cestos de basura convencional, así como un adecuado traslado; y los materiales que se deben depositar son los biológico infecciosos como la sangre, patológicos, agujas, jeringas, químicos y solventes, entre otros, además de que la unidad médica debe contar con una bitácora con área, fecha, cantidad y tipo de RPBI recolectado.

Para la disposición final, los residuos deben ser recogidos por una empresa autorizada por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), que debe ser contratada por las unidades médicas, la cual se encarga de la recolección, tratamiento y disposición final de los residuos peligrosos y nunca deben desecharse con la basura convencional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.