Para evitar enfermedades gastrointestinales o intoxicaciones entre la población, en esta temporada de calor, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) verifica las carnicerías, para vigilar que mantengan la carne en refrigeración durante su almacenamiento y exhibición.

Además, se vigila que se ofrezca carne libre de clembuterol, ni con coloración verdosa, pegajosa o con olor desagradable. A los tablajeros se les invita a estar aseados y con uniformes limpios al despachar al cliente y que los utensilios y cuchillos también estén limpios y que eviten la presencia de insectos o fauna nociva en el establecimiento.

A la población se le recomienda que una vez que se adquirió un producto cárnico, se mantenga en refrigeración hasta su consumo y a que antes de preparar los platillos se lave la carne con agua potable, para eliminar los restos de sangre, grasa u otra materia no comestible.

Consumir los productos cárnicos bien cocidos también es importante, para evitar así la presencia de microorganismos causantes de enfermedades y verificar la fecha de caducidad.

A los propietarios y personal que labora en carnicerías, se les invita a que adquieran la carne en piezas, canales y vísceras con proveedores que demuestren y garanticen que sus productos fueron obtenidos de ganado al cual no se le suministro clembuterol, en aras de evitar intoxicaciones en la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.