La pandemia por gripe aviar, ha provocado el sacrificio de al menos 16 millones de aves de corral, lo que significa un número récord en ese territorio.

A finales del mes de noviembre, fue detectado el primer caso de está enfermedad en aves, y desde entonces el virus se propagó a 1,364 granjas, más de la mitad en el oeste del país, donde las autoridades llevaron a cabo sacrificios masivos, incluso de animales sanos de forma preventiva.

En 2021, se registraron casi 500 focos de infección y se sacrificaron a 3.5 millones de animales, sobre todo patos.

La gripe aviar, que propagan animales migratorios procedentes de Asia, posee un carácter estacional: comienza normalmente en octubre en Europa y se prolonga hasta el mes de abril.

Esta es la primera vez, que aves salvajes contaminaron granjas al regresar de los países del sur, lo que ha provocado una segunda oleada que está llegando a su fin.

Esta crisis genera importantes costos para los criadores, a causa del cese de la producción y del cierre de mercados a la exportación, y para el Estado, que abona indemnizaciones por animales sacrificados y pérdidas asociadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.