Durante esta temporada de calor, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), exhorta a la población a mantenerse hidratados y evitar bebidas azucaradas, a efecto de prevenir padecimientos como obesidad, diabetes e hipertensión por mencionar algunos.

Establecer hábitos de vida saludables desde la infancia es de suma importancia, por ello, la importancia del consumo de agua natural y alimentos bajos en calorías.

Destacar, que los malos hábitos alimenticios han ocasionado un desequilibrio entre el consumo de carbohidratos y la actividad física, es decir, que las niñas, niños y adultos ingieren comida con alto valor calórico que su cuerpo no asimila.

El consumo de bebidas azucaradas no es exclusivo de los infantes: el consumo de refresco para acompañar las comidas es una práctica común en las familias; en estos casos, se recomiendan aguas frutales con poca azúcar y de preferencia sólo agua natural.

En cuanto el uso del azúcar la OMS recomienda que el consumo libre en las y los adultos, así como en la población infantil no sobrepase el 10% de la ingesta calórica total diaria que equivale aproximadamente a unos veinticinco gramos o seis cucharaditas y para los padres de familia se recomienda revisar el etiquetado frontal de las bebidas azucaras para saber si es o no apto para el consumo de sus hijos.

Gran parte de los azúcares que más se consumen en la actualidad se encuentran en los alimentos procesados, como por ejemplo una lata de refresco, jugos, bebidas energizantes con azúcar, los cuales contiene hasta cuarenta gramos de azúcar lo que equivale a 10 a 14 cucharadas aproximadamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.