De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud, el padecimiento conocido como “viruela del mono”, se ha extendido a 12 países y se tiene un registro de 80 casos.

A pesar de que son pocos los casos detectados, la preocupación se basa en el hecho de haber encontrado pacientes fuera de zonas endémicas de la enfermedad.

Esta enfermedad, es endemica de varios países de África, sobre todo en la región del Congo, donde fue detectada por primera vez en humanos en el año de 1970.

Ahora la OMS, ha declarado preocupación al haber detectado está enfermedad en lugares donde no es endémica, por lo que se han activado protocolos de alerta sanitaria.

Advierten que está enfermedad, a diferencia del corona iris, se propaga siempre bajo un contacto estrecho.

Informa la OMS que “La gente que ha mantenido una interacción cercana con alguien afectado presenta más riesgo de contagio. Esta población incluye a trabajadores sanitarios, miembros de una familia o compañeros sexuales”.

Los síntomas de la viruela del mono incluyen:
Fiebre.
Dolor de cabeza.
Dolores musculares.
Dolor de espalda.
Ganglios linfáticos inflamados.
Escalofríos.
Fatiga.
Erupciones en la piel, incluyendo la cara y otras partes del cuerpo.

La tasa de mortalidad de los brotes de viruela símica suele oscilar entre el 1% y el 10%, según la OMS, y la mayoría de las muertes se producen en los grupos de edad más jóvenes.

Se había señalado que está enfermedad se propaga con mayor facilidad entre personas de la comunidad homosexual, lo que han calificado como “inaceptable”, pues se termina estigmatizando un comportamiento como barrera para detener el estallido de cualquier enfermedad.

La Organización, también señala que el riesgo de infectarse con la viruela del mono, no se limita a las personas sexualmente activas, ni a los hombres que tienen sexo con hombres. Cualquiera que tenga contacto físico cercano con alguien contagiado es propenso de presentar síntomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.