Desde que se dió a conocer que la FDA, aprobó la aplicación de la vacuna Pfizer en niños de 5 a 11 años y el gobierno federal mexicano, a través de la Secretaria de Salud, aceptara aplicar este biológico, se ha despertado el interés de padres de familia por saber que podría pasar si le aplican esta vacuna a sus hijos.

Por ello, la propia secretaria de Salud, ha emitido mensajes por medio de los cuales se explica eficacia, efectos y las diferencias que hay entre la dosis que se le ha aplicado a los adultos con la que recibirán los menores de 5 a 11 años

La eficacia biológica de la vacuna Pfizer BioNTech, es del 90.7 por ciento; sin embargo; el análisis de los resultados hasta ahora disponibles, no permiten establecer la duración de la inmunidad.

Ante ello, es recomendable que la segunda dosis sea aplicada 21 días después de recibir la primera vacuna intramuscular, con la finalidad de que haya una efectividad en la duración del efecto protector.

El procedimiento que se llevará a cabo posterior a la vacunación será igual al que se aplica en adultos, pues una vez recibida la dosis, los menores deberán permanecer, en compañía de sus padres, 30 minutos en el área de observación.

Los síntomas más frecuentes que se pueden presentar son: dolor en el brazo en que fue aplicada la dosis, fatiga, mialgia, artralgia dolor de cabeza y fiebre. Asimismo, las molestias pueden presentarse en aparatos y sistemas de la siguiente manera:

Dermatológicas: prurito, urticaria, enrojecimiento e hinchazón.

Cardiocirculatorias: taquicardia, pulso débil, arritmia, choque, mareos y desmayos.

Respiratorias: endema de laringe, estridor, dificultad respiratoria, tos, disnea, sibilancias, disfonía y desaturación.

Neurológicas: dolor de cabeza, síncope, convulsión, confusión, sensación de peligro de muerte, etc.

Digestivas: vómito, diarrea y calambre abdominal.

Se recomienda a los padres de familia identificar los síntomas a través del Triángulo de Evaluación Pediátrica, que consiste en conocer la apariencia, respiración y circulación, mismo que está catalogado de la siguiente manera.

Apariencia: Tono, actividad, irritabilidad, habla y mirada.

Respiración: Aleteo nasal, sibilancias, estridor y tiros intercostales.

Circulación: palidez, cianosis y llenado capilar.

Otra manera de identificar síntomas puede ser mediante la Evaluación del A, B, C, D, E. Para conocerla, puedes apoyarte observando la siguiente imagen:

El A, B, C, de síntomas de enfermedad respiratoria.

A diferencia de la vacuna para adultos, debes asegurarte que los viales aplicados para niños de 5 a 11 años tengan tapa naranja con etiqueta de bordes del mismo color.

Vial correspondiente a vacuna pediátrica.

La vacuna para niños y adultos tiene la misma composición, pues ambas contienen el ARNm que codifica la producción de la proteína Spike para fortalecer al sistema inmunológico y combatir el virus.

Pero la dosis que se aplica si cambia, es decir, para los menores se aplicarán 10 dosis por vial, mientras que en mayores de 12 años solo se aplican 6 vacunas por frasco.

Esto significa que la cantidad de dilución aplicada en la población de 5 a 11 años será de 1.3 mL, mientras que en adultos la cantidad es de 1.8 mL.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.