Una vez más, amantes de lo ajeno hicieron de las suyas al ingresar a las instalaciones del Centro de Atención Múltiple ubicado en Los Ayala, dónde se acuerdo con reportes del personal de la escuela, robaron cable de cobre.

No es la primera vez que este tipo de situaciones ocurre en la casa de estudios para personas con discapacidad, dónde no solo han robado cable, sino también material de trabajo.

Este problema es tan recurrente, que tanto administrativos, como docentes, han tenido que tomar acciones preventivas, instalando protecciones en cada aula, y evitan dejar equipos de cómputo en el lugar.

Trozo de cable “arrancado” durante robo a CAM La Piedad.

Cabe señalar que la ola de robos en el lugar, se incrementa en cada periodo vacacional, pues disminuye la presencia de personal en el plantel y los ladrones saben que desde hace tiempo la autoridad municipal, retiró el apoyo de velador en esta escuela.

La vulnerabilidad de la institución inicia desde el momento en que no cuenta con bardas perimetrales, solo malla ciclónica, que no es un obstáculo para nadie.

Si a ello se suma el hecho de ser una escuela ubicada en una comunidad con poca vigilancia de elementos de seguridad, poco pueden los maestros hacer al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.