En el año de 1973 en los Estados Unidos se legalizó el aborto, tema que siempre ha sido objeto de debate entre quienes defienden el derecho de una mujer para decidir si dar a luz o no, y aquellos que creen que cualquier niño tiene derecho a nacer.

Hoy se suscitó un debate luego de la aprobación en Texas, de una ley que prohíbe el aborto en ese estado sureño.

Joe Biden, presidente de Estados Unidos, comentó que considera una “error trágico”, el haber aprobado penalizar el aborto, ya que es resultado de una “ideología extremista”.

El mandatario del vecino país del norte dijo durante un discurso solemne despues de que se diera a conocer esta sentencia histórica que “La salud y la vida de las mujeres de este país están ahora en peligro”. Lamentó lo que calificó como un “día triste” para Estados Unidos, que se convierte en una “excepción” en el mundo.

Sin embargo, pidió a la ciudadanía proseguir la lucha de manera “pacífica” y defender “en las urnas” el derecho al aborto y todas las demás “libertades personales”, ya que se acercan las elecciones legislativas de mitad de mandato que se anuncian complicadas para los demócratas.

Este fallo del tribunal, se emitió poco después de las 10 de la mañana hora del este (9:00 am, hora de Ciudad de México) y dejó a muchos asesores de la Casa Blanca, apresurándose a reaccionar porque esperaban que se produjera la semana que viene. El discurso de Biden se anunció una hora después.

Por su parte el fiscal general Merrick Garland, dijo que el Departamento de Justicia trabajará “incansablemente” para proteger y promover la libertad reproductiva.

“La decisión de hoy no elimina la capacidad de los estados para mantener el aborto legal dentro de sus fronteras. Y la Constitución sigue restringiendo la autoridad de los estados para prohibir los servicios reproductivos prestados fuera de sus fronteras”.

En mayo, muchos defensores de los derechos de la mujer expresaron su profunda frustración con la Casa Blanca y los demócratas en general tras la filtración del borrador del dictamen, criticando la falta de urgencia y preparación.

En las últimas semanas, la Casa Blanca había estado preparando su respuesta y las medidas que podía adoptar en reuniones con varias partes interesadas, entre ellas activistas del derecho al aborto y expertos en privacidad y constitucionalidad.

Estas son las frases más contundentes que dijo el mandatario Estadounidense en su discurso, luego de la aprobación de la penalización del aborto en su país:

Biden tras la revocación del aborto: “La salud y la vida de las mujeres en esta nación ahora están en riesgo”

“Es un día triste para el país, pero no significa que la lucha haya terminado”

“La sentencia afectará a “las mujeres y las niñas, que se ven obligadas a tener el hijo de su violador”

“Las mujeres pobres van a ser las más afectadas”

“Los políticos no pueden interferir en las decisiones que deberían tomar una mujer y su médico”

“Muchos médicos serán criminalizados por cumplir con su deber”

“El Tribunal Supremo cometió un error trágico”

Se espera que continúen las movilizaciones y manifestaciones en diversos puntos del vecino país del norte, e incluso se pronostica que estas incrementen su nivel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.