Hace un par de días el magnate dueño de empresas como “Yesla” y “Spacex” Elon Musk, decidió retirar su intención de comprar “Twitter” con el pretexto de que no cumplir con un bajo nivel de cuentas falsas.

Eliminando la posibilidad de invertir 44 mil millones de dólares, a lo que Twitter, ha respondido con su postura oficial, señalando que el empresario, está obligado por el acuerdo entre las dos compañías a cerrarlo, y que de forma consciente está tratando de incumplirlo dando excusas que no tienen justificación.

En el documento presentado ante la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, la red social señala que el intento de Musk por retirarse del acuerdo, alegando que el servicio tiene demasiados bots, es “inválido e injusto”.

Twitter señala en su texto que la “supuesta rescisión de Musk y de otras partes, es inválida e injusta, siendo un repudio a las obligaciones en virtud del acuerdo”.

La red social también apunta que al contrario de lo señalado por el magnate, Twitter no ha incumplido ninguna de las obligaciones, no ha sufrido ni es probable que sufra del efecto adverso material, por lo que el retiro de la operación no es válido.

La compañía digital aseguro que “continuará brindando la información solicitada razonablemente” y tomará todas las medidas necesarias para cerrar la transacción.

Cabe recordar que Musk, lleva varios meses meses afirmando que hay una gran cantidad de bots en la red social, por encima incluso de las estimaciones de Twitter, y en uno de sus discursos tras el anuncio de la adquisición, marcó como una de sus metas combatir esas cuentas junto a las de spam.

La agencia Reuters, aseguro que Twitter podría presentar una demanda para obligar a Musk a que compre la compañía, renegocie el acuerdo o incluso termine dando a la red social una compensación de mil millones de dólares.

Varios especialistas en derecho han señalado que la plataforma tiene un fuerte caso legal contra Musk, pues sus argumentos no son lo suficientemente convincentes, además de que ahora debe probar que los datos de Twitter eran falsos y el efecto significativo que tendrían en las ganancias de la plataforma en un futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.