Las mariposas Monarca, insecto migrantes que viaja Miles de kilómetros desde los bosques de Canadá, hasta las zonas forestales de Michoacán se suman desde el 21 de julio a la lista de animales en riesgo de extinción.

Así lo señala la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Los llamativos insectos de color naranja y negro están catalogados como En Peligro.

Esto sucede ocurre luego de treinta años de fuertes descensos en el número de monarcas. La población de monarcas del este, que pasa los inviernos en México y alguna vez fue enorme, se ha desplomado aproximadamente en un 80 % en los últimos veinte años.

A la población occidental más pequeña, que migra a la costa de California en los meses más fríos, le ha ido aún peor, pues las poblaciones se redujeron en más de un 99 % entre la década de 1980 y 2021.

Solo entre 2018 y 2019, las monarcas occidentales desaparecieron en un 86 %.

En 2021, los recuentos de monarcas occidentales eran tan bajos (menos de 2000 cuando alguna vez fueron una población estimada en más de 10 millones) que hubo rumores de extinción inminente.

La entomóloga de la UICN, Anna Walker, dijo por medio de un comunicado que “Es duro ver a las mariposas monarca y su extraordinaria migración al borde del colapso… Pero hay señales para la esperanza”.

En el año 2021, se tuvo una ligera esperanza cuando estos insectos mostraron un incremento inesperado de población.

En México una encuesta anual de su extensión encontró que ocupaban un 35% más de espacio que el año anterior, según la Fundación Mundial para la Naturaleza.

Las mariposas estaban agrupadas en árboles a lo largo de tres hectáreas de bosque, frente a las dos hectáreas del año anterior.

Cabe recordar que mediados de los 90’s, las monarcas cubrían 18 hectáreas, de bosque en Michoacán.

Las poblaciones de insectos a menudo experimentan fluctuaciones de forma veloz, debido a la rapidez con que pueden multiplicarse en las condiciones adecuadas.

En cambio, el auge de las mariposas en un solo año demuestra la resiliencia de la especie y el potencial de recuperación.

Sin embargo, deben enfrentar muchos desafíos, desde su hábitat de reproducción en Estados Unidos y Canadá, que se ha reducido entre un 22 % y un 72 % en los últimos diez años, según la UICN.

Además, la deforestación tanto en México como en California también ha reducido drásticamente sus áreas de hibernación.

Aún que plantar algodoncillo y otras plantas de néctar nativas en tu zona es una excelente manera de ayudar a combatir la disminución de este hábitat.

Otro de los factores que afectan a la Monarca, son los pesticidas agrícolas.

Un estudio de 2020 en California encontró residuos de 25 insecticidas químicos diferentes en las plantas de algodoncillo de las que dependen las monarcas, incluso a kilómetros de distancia de las granjas.

Cada planta muestreada tenía al menos algo de pesticida, mientras que un tercio de todas las muestras de algodoncillo tenían un nivel de pesticida lo suficientemente alto como para matar a la mitad de todas las monarcas que podrían alimentarse de él.

Además, la crisis climática también conlleva grandes riesgos para las monarcas.

Los hábitos de hibernación, las rutas de migración y el éxito reproductivo de los insectos dependen del momento.

Las mariposas necesitan fuentes de néctar para florecer y hojas de algodoncillo para emerger en el momento justo para que la coreografía funcione.

La entomóloga Karen Oberhauser al New York Times que “Aunque es triste que necesiten esa ayuda, han llegado al punto en que se justifica esta designación”.

Incluso en medio del aumento reciente de los números, muchos científicos de mariposas creen que se necesita la nueva clasificación de En Peligro.

A pesar de que pueda parecer una sentencia de muerte, la inclusión en la Lista Roja de la UICN en realidad es más como hacer sonar una alarma.

Llama la atención, señala la urgencia y podría proporcionar a las mariposas monarca más recursos y apoyo, algo que la especie necesita.

Hay muchos grupos, como la Sociedad Xerces, trabajando para salvar monarcas. Con la designación de En Peligro, la necesidad de ese trabajo y la difícil situación de las mariposas es más clara que nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.