El máximo jerarca de la iglesia católica en el mundo, S.S. Papa Francisco, arribo a tierras canadienses, con la finalidad de hacer una jornada de penitencia y pedir perdón a las comunidades aborígenes de ese país.

El papa Francisco llegó este domingo a Canadá, para reunirse con los indígenas sobrevivientes de abusos cometidos en escuelas residenciales dirigidas por la Iglesia católica.

El pontífice de origen argentino, de 85 años, aterrizó en Edmonton, oeste de Canadá, iniciando la primera de las tres etapas de su viaje.

Fue recibido, a la salida del avión, por el primer ministro Justin Trudeau y por la inuit Mary Simon, representante de la reina Isabel II.

Francisco se dirigirá también a Quebec e Iqaluit, la capital del territorio de Nunavut, ciudad del norte del país, sobre el archipiélago ártico, antes de emprender el retorno, el viernes.

Mientras viajaba en el avión, de Roma a Canadá, el Papa afirmó ante los periodistas acerca del carácter penitencial de su visita, consagrada principalmente a las poblaciones amerindias autóctonas que hoy representan el 5% de los habitantes de Canadá y que se identifican en tres grupos: Primeras Naciones, Metis e Inuit.

En el caso de los Inuit, ellos fueron sometidos durante décadas a una política de asimilización forzada, que se hacía por medio de un sistema de pensionados para niños, subvencionados por el Estado pero administrados en su gran mayoría por la Iglesia.

Alrededor de 150 mil niños autóctonos se matricularon desde finales del siglo XIX, hasta la década de 1990 en 139 escuelas residenciales, donde pasaron meses o años aislados de sus familias, su idioma y su cultura.

Muchos de estos niños fueron abusados física y sexualmente por directores y maestros de las escuelas en que se encontraban y se tiene registro de hasta 6 mil niños que murieron por enfermedad, desnutrición o negligencia.

Canadá, está abriendo paso a paso los ojos a estos hechos, que han sido calificados como “genocidio cultural” por una comisión nacional de investigación.

Por su parte George Arcand Jr., Gran Jefe de la Confederación de las Primeras Naciones del Tratado 6, en Edmonton, dijo que está es una visita histórica ofrece un primer paso en el recorrido de sanación, pero aún “queda mucho por hacer”.

Francisco se reunió por primera vez con miembros de los pueblos indígenas este lunes por la mañana en Maskwacis, provincia de Alberta, unos cien kilómetros al sur de Edmonton, donde se esperan hasta 15 mil personas.

Cabe señalar que Alberta, fue la provincia con mayor número de internados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.