En estas vacaciones de verano, la gente tiene diversas opciones para que sus hijos puedan estudiar en alguno de los cursos de verano, que se ofertan en bibliotecas, casas de cultura, instituciones educativas o incluso en museos.

Sin embargo, un negocio dedicado a la venta de pollo fresco, decidió abrir un espacio para que los niños pudieran acudir a aprender este oficio, por medio de un curso de verano.

Esto, tiene el objetivo de aprovechar tiempo libre, para que aprenda todo sobre “este noble oficio”.

Se trata de la “Pollería Tere”, ubicada en el mercado de la Agrícola Oriental, en la alcaldía Iztacalco, que busca transmitir todo sobre el negocio a los jóvenes, desde cortes básicos hasta cómo despellejar al pollo.

En el negocio, se puede leer un letrero que dice: “Si no quiere que su hijo ande de ocioso estas vacaciones, ¡Mándelo con nosotros! Aquí aprenderá el noble oficio de la pollería”.

Señaló que ahí se les ofrecerá la instrumentación necesaria para cortar el pollo, aprenderán el lenguaje ideal para tratar a la clientela como por ejemplo: “¿Qué va a llevar jefecita?”, “Gracias, güero” (Aunque no estén güeros), o también, “¿Así o más aplanado?”, y “¿Cómo va a querer su pollo, güerita?”.

Además que el apodo correrá por cuenta del propio local, todo para “fortalecer su autoestima y que el bullying en el colegio no le afecte” a los que se inscriban al curso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.