A pesar de que nos encontramos en plena temporada de lluvias, el problema de sequía en distintos niveles, se ido extendiendo al grado que más de 770 municipios en nuestro país que padecen está situación.

De acuerdo con Monitor de CONAGUA, en la etapa previa a algún nivel de sequía están otros 972 municipios y los municipios sin ningún nivel de afectación son 721 en México.

Según el último reporte de Monitor Nuevo León es de los estados cuya situación hídrica ha empeorado, aunque esto no es problema nuevo, pues desde al menos 20 años, se advirtió que si no se tomaban medidas adecuadas se podrían ver en la situación en la que hoy se encuentran.

Con corte al informe de mediados de junio, 30 de sus municipios tenían algún nivel de sequía, cifra que ahora se eleva a 44, es decir, el 86% de la entidad.

Por otro lado, la CDMX entra también por primera vez en estados con alguna afectación, aunque la capital solo tiene una alcaldía en sequía.

Sonora, por su parte, es de los estados cuya situación ha mejorado notablemente pues sus municipios en sequía pasaron de ser 70 a 34.

En ese sentido se ha dado a conocer un mapa que refleja la situación de sequía en el país.

Mapa sobre problema de sequía en México.

En la segunda quincena de julio, hubo lluvias por arriba del promedio en el noroeste, el Bajío y en zonas de la Península de Yucatán.

Las lluvias han hecho que, pese a que los municipios con algún nivel de sequía han incrementado, el área del territorio nacional afectado por está situación ha disminuido.

En ese sentido, se puede destacar que ahora solo seis municipios tienen sequía excepcional, la fase más avanzada y peligrosa de una sequía.

Previamente 10 municipios tenían esa clasificación, pero cuatro de Chihuahua han mejorado su situación. Ahora quedan en esa clasificación seis municipalidades de Coahuila.

Los estados más afectados por sequía son:

Aguascalientes
Nuevo León
Querétaro
San Luis Potosí
Tamaulipas
Tlaxcala.

Mientras que las entidades que han tenido menor problema por falta de agua son Campeche, Guerrero, Nayarit, Ciudad de México, Tabasco y Yucatán.

Además de la etapa ‘anormalmente seco’, hay otras cuatro niveles de afectaciones por desabasto de agua que ya son consideradas sequía.

La primera, la etapa de ‘sequía moderada’, implica daños a cultivos y pastos y alto riesgo de incendios.

La segunda, denominada como ‘sequía severa’, conlleva probables pérdidas en cultivos o pastos, alto riesgo de incendios y comienza a recomendarse la imposición de restricciones en el uso del agua.

La tercera etapa es la ‘sequía extrema’ que implica pérdidas mayores en cultivos y pastos, extremo riesgo de incendios forestales y restricciones generales en el uso del agua.

Finalmente la ‘sequía excepcional’ conlleva riesgo excepcional de incendios, escasez total en arroyos y pozos y situación emergencia por la falta del líquido.

Es en ese nivel en el que todavía se encuentran seis municipios de Coahuila.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.