Transcurría el siglo XIV, cuando la peste fue una terrible pandemia en Europa, que provocó la muerte de Miles de personas, tan es así, que, los cuerpos de las víctimas no cambian en los panteones, lo que se convirtió en un grave problema.

Autoridades y miembros de la iglesia, buscaron soluciones a esta situación, así que decidieron crear “arte sacro” con los huesos de las Miles de personas que perdieron la vida debido a la peste.

Algunas capillas y templos terminaron convertidos en enormes osarios, forrados de cráneos y huesos de todas las víctimas.

Seldec, se ubica en Kutna Hora, República Checa, se encuentra uno de los osarios más famosos del mundo.

La iglesia gótica está llena de piso a techo de 40 mil huesos humanos, provenientes de cuerpos que fueron enterrados en los alrededores de la iglesia en los siglos XIV y XV.

Cuando se redujo el tamaño del cementerio, esos cuerpos fueron exhumados y tenían que trasladarse a un lugar, que terminó siendo el interior de la capilla de Sedlec.

San Bernardino Alle Ossa, se encuentra en Milán, esta iglesia es ahora famosa por su osario.

También está repleta de huesos humanos porque, igual que como ocurrió en Sedlec, esas calaveras eran cuerpos que habían sido enterrados en un cementerio, junto a un hospital dedicado al tratamiento de personas con lepra.

Los cuerpos se exhumaron y así se completó el osario en los años 1200.

Capilla de las Calaveras, ubicada en Czerma, Polonia, data de 1776 y está tapizada con los huesos de miles de personas.

Los 24 mil huesos fueron recolectados durante 18 años, desde 1776 a 1794, se limpiaron y acomodaron para lucir de forma similar al de otras capillas y osarios europeos.

El altar tiene los huesos de personas importantes, además de nichos que incluyen los huesos del alcalde y otros con agujeros de bala en el cráneo.

El templo Capela dos Ossos, está en el pueblo de Évora, Portugal, esta capilla que tiene filas y filas de cráneos y huesos humanos a lo largo de sus paredes.

Se encuentra junto a la iglesia de San Francisco y en la entrada tiene un mensaje que recuerda a la mortalidad de los visitantes (y de todos los seres vivos): “Nuestros huesos que aquí se encuentran esperan por los suyos”.

La leyenda dice que este templo, tiene casi 5 mil huesos provenientes de soldados que murieron en batalla o víctimas de la peste.

Además de los huesos y cráneos “sueltos” hay dos esqueletos completos en lo alto de las paredes, y sus identidades se desconocen.

Y tú. ¿Visitarías alguno de estos templos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *