1 marzo, 2024

Tu fuente de Información

Murió el diseñador Paco Rabanne a los 88 años

Francisco Rabaneda Cuervo, diseñador conocido como Paco Rabanne, murió este viernes 3 de febrero a los 88 años de edad en Portsall (Francia), de acuerdo con lo anunciado a través de un comunicado, por parte del grupo español Puig, dueño de la marca, que no ha difundido aún las causas de su muerte.

El modista, que nació en Pasaia (Gipuzkoa) el 18 de febrero de 1934, era conocido por sus creaciones textiles y por su marca de perfumes.

“Me entristece profundamente el fallecimiento de Paco Rabanne. La historia de Puig y Paco Rabanne comienza a finales de los años sesenta con el lanzamiento de Calandre, el perfume creado poco después de que el diseñador lanzara 12 vestidos imposibles de llevar en materiales contemporáneos. Su gran personalidad transmitió, a través de una estética única, su visión atrevida, revolucionaria y provocadora del mundo de la moda. Seguirá siendo una importante fuente de inspiración para los equipos de moda y fragancias de Puig, que trabajan conjuntamente para expresar los códigos radicalmente modernos de Paco Rabanne. Mis más sinceras condolencias a su familia y a quienes le conocieron”,

ha declarado Marc Puig, presidente ejecutivo del grupo.

Rabanne fue galardonado con el Premio Nacional de Diseño de Moda en el año 2010 por “su innovación y su aportación a todos los ámbitos de la cultura del siglo XX”.

Es hijo de un general andaluz leal a la República llamado Francisco Rabaneda Postigo, quien fue fusilado en Santoña (Cantabria) en 1937.

Su madre era vasca y fue militante y miembro de la dirección del Partido Comunista de España (PCE).

No fue hasta los cinco años cuando Rabanne se mudó con su familia a Francia, y luego de instalarse en París, estudió Arquitectura en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes.

Se introdujo rápidamente en el mundo de la moda debido a que su madre había trabajado en el taller del modisto Balenciaga en San Sebastián.

Al principio diseñó accesorios para modistos como Givenchy, Balenciaga o Dior.

En 1963 presentó su primera colección de trajes, en la que mezcló materiales como el plástico, el papel o el aluminio.

A partir de entonces, creó un imperio en el mundo de la moda, que abarcó desde la alta costura, la confección y los perfumes hasta los elementos de decoración.

Su marca pasó a pertenecer al grupo español Puig en 1986, pero ya colaboraron desde 1969 creando un lucrativo mercado de fragancias, con perfumes como Paco Rabanne pour Homme y 1 Million.

La unión entre el diseñador y la compañía de moda y belleza se materializó después de que Antonio y Mariano Puig, miembros de la segunda generación de la empresa familiar, visitaran a Rabanne en sus oficinas cerca del Folies Bergère, en la capital francesa. Sellaron una leal alianza con un diseñador capaz de trasladar la pasión y la rebeldía juvenil a fragancias de éxito.

Rabanne anunció en 1999 que dejaba la alta costura, fue entonces cuando Puig optó por poner término a esta actividad considerando sus elevados costes, y el diseñador pasaría a supervisar las colecciones de prêt à porter y a ocuparse de la serie de perfumes.

Él era también conocido por sus actividades artísticas y su faceta filosófica.

El modista español llegó a la conclusión, fruto de su particular interpretación de las profecías del gran Nostradamus, de que la estación Mir se abatirá el 11 de agosto de 1999 sobre la capital francesa, así lo dejo por escrito en un libro.