Para proteger a la población de posibles riesgos sanitarios, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) vigilará durante la Cuaresma que las albercas y balnearios estén aptos para el recreo humano.

Durante febrero y marzo, personal de la dependencia estatal verificará que 105 piscinas de balnearios, hoteles, enramadas, clubes deportivos y escuelas de natación, estén libres de coliformes fecales y amebas de vida libre; de detectar alguna anomalía en el agua de las albercas, los dueños de los establecimientos deberán corregir antes del periodo vacacional de Semana Santa.

Con estas acciones preventivas se evitan riesgos a la salud de los michoacanos y vacacionistas. Para ello la SSM cuenta con su programa de Calidad Bacteriológica en el Agua de Albercas, el cual tiene por objeto proteger a la población usuaria, de enfermedades asociadas a la contaminación del agua, como la conjuntivitis, dermatitis y padecimientos gastrointestinales.

Para ello, personal de las ocho Coordinaciones para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cojupris) realiza muestreos al algua de las albercas, que son enviadas para su análisis al Laboratorio Estatal de Salud Pública y de llegar a encontrar resultados fuera de norma, se ejecutan amonestaciones con apercibimiento a los establecimientos que incluso pueden llegar a las suspensiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *