18 junio, 2024

Aconseja Secma esperar hasta el 20 de julio para empezar a reforestar

Para obtener mejores resultados en los trabajos de reforestación, y por consideración de las áreas técnicas de la Comisión Forestal de Michoacán (Cofom) y la Comisión Nacional Forestal (Conafor), se recomienda dar inicio a las campañas de reforestación a partir del próximo jueves 20 de julio, lo que dará mayor posibilidad de humedad en el suelo y en consecuencia, mejor oportunidad de crecimiento a los árboles nuevos.

La Secretaría de Medio Ambiente (Secma) señala que, a partir de esa fecha es ideal empezar a preparar el terreno, para lo cual recomienda desyerbar o eliminar maleza alrededor del sitio donde se planea plantar el árbol, esto para evitar que la vegetación no deseada compita con las plantas por la humedad y los nutrientes del suelo.

También, iniciar con la elaboración de las cepas, lo que permitirá una mejor infiltración y retención del agua pluvial al suelo, y ayudará a aumentar la humedad necesaria que requieran las plantas, considerando siempre sea de un tamaño que permita que la planta se cubra por completo desde la raíz hasta la base del tronco, previendo no dejar expuestas las raíces o que la planta quede demasiado enterrada.

Es importante diseñar la plantación, si aún no cuentas con la planta, se deben elegir especies idóneas para cada sitio a reforestar, contemplando que sean ejemplares nativos; además de tomar en cuenta factores como la inclinación del terreno, la disponibilidad de nutrientes y buena radiación solar; que no exista competencia con otros árboles ya establecidos en el sitio, planear la distribución correcta de las plantas, la cantidad y la distancia entre ellas, lo más recomendable es medir una distancia de 2 metros entre cada arbolito, considerando aquellos que ya se encuentren en el sitio.

Se recomienda hacer reforestaciones en sitios que no sean fácilmente alterados por actividades antrópicas o por el ganado; también se puede circular el sitio a reforestar, esto ayudará a la conservación y preservación de las especies de árboles, que son agentes importantes para asegurar la conservación del agua y disminuir la erosión del suelo.

La Secama destaca que, gracias a la reforestación, se consigue frenar las corrientes de aguas torrenciales en el suelo, y reducir la erosión y sedimentación en los cuerpos del vital líquido. Con la recuperación de los bosques se brinda un hábitat a gran diversidad de especies en la tierra, otorgan un sinfín de servicios como la regulación de la temperatura, la obtención de agua, y la captación de CO2, entre muchos otros.

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *