Científicos observaron por primera vez el curso de un proceso de aceleración en una nova, que comprende potentes erupciones en la superficie de una enana blanca

Las observaciones, realizadas con el observatorio de rayos gamma H.E.S.S (Namibia), revelaron que una nova crea una onda de choque que rasga el medio circundante, arrastrando partículas con ella y acelerándolas hasta alcanzar energías extremas.

Sorprendentemente, la nova RS Ophiuchi parece hacer que las partículas aceleren a velocidades que alcanzan el límite teórico, correspondiente a las condiciones ideales, indicaron los especialistas en su trabajo.

RS Ophiuchi se ubica a 5.000 años luz de distancia en la constelación de Ofiuco y en su superficie se produce una explosión cada 15 o 20 años. “Cuando la nova explotó en agosto del 2021, los telescopios del H.E.S.S. nos permitieron observar por primera vez una explosión galáctica en rayos gamma de muy alta energía”, explicó Alison Mitchell, científica de la Universidad de Erlangen-Núremberg.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.