La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) invita a la población a evitar infecciones gastrointestinales, comprando carne fresca, refrigerada o congelada, dado que en temporada de calor es más fácil que se descomponga.

La SSM verifica que los tablajeros y propietarios de las carnicerías mantengan la carne en refrigeración durante su almacenamiento y exhibición, y realiza muestreos para vigilar que la carne esté libre de clembuterol, dado que el uso de esta sustancia está prohibida por las Leyes y Normas Oficiales Mexicanas.

El personal sanitario vista también a las carnicerías, y tanto a los propietarios como a los trabajadores se les invita a que a la hora de despachar al cliente se encuentren aseados y con uniformes limpios, que los utensilios y equipos que emplean estén también salubres y que eviten la presencia de insectos o fauna nociva en establecimiento.

A la población se les exhorta a que no adquieran productos cárnicos cuando éstos presenten coloración verdosa, estén pegajosos, blandos, resecos o tengan olor desagradable, ya que pueden estar descompuestos.

Finalmente se recomienda que una vez que se adquirió un producto cárnico, este debe mantenerse en refrigeración hasta su consumo y a que antes de preparar los productos se deben lavar con agua potable para eliminar restos de sangre, grasa u otra materia no comestible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.