Tras una investigación realizada luego de que se denunciara el hallazgo de “mineros” criptomonedas en un plantel de CONALEP de San Luis Potosí, se ha descubierto que los autores materiales de estos hechos, utilizaron dinero público para compara tarjetas gráficas y mejorar el rendimiento de los equipos de cómputo utilizados para estas labores.

De acuerdo con el portar Xataka.com Leobardo Aguilar Orihuela, director General de Tecnología en Seguridad Pública, señaló que parte de la información, como los estimados de ganancias han sido “exagerados” por algunos medios de comunicación y hasta ahora gran parte de los detalles se encuentran en carácter de reservados por ser parte de una investigación del Ministerio Público.

En las investigaciones que se pueden mencionar, sin entorpecer el proceso se confirmó que el hardware instalado en las computadoras, tenía el objetivo de hacerlas capaces de minar, trabajando en especifico para minar NIMIQ, como reportamos el día que se dio a conocer la noticia, aunque solamente la investigación en curso arrojará en que otra criptodivisa se convirtió una vez que se envió a la wallet.

No se tiene especificada la cantidad económica que lograron minar, aunque para conseguir el millón de pesos que han señalado en más de una ocasión las autoridades, se necesitaría haber minado lo equivalente a 12 millones de dólares en bitcoin, aunque esta información solamente se confirmará una vez que se revisen las billeteras virtuales.

En la investigación no se ha determinado que se hubiera trabajado en la minería de Bitcoin, ya que esto, requeriría mayor nivel de energía y potencia, por lo que se ha optado por Nimiq, que es una criptodivisa, “Más fácil” de minar.

Sin embargo, la acción de minería de criptomonedas no es por sí mismo un delito, dado que no existe legislación al respecto y la situación de San Luis Potosí es el primer caso relacionado a criptodivisas en el país. 

Por lo que solamente se está haciendo la investigación por el uso de recursos públicos que estaban etiquetados para el ámbito educativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.