Un pequeño pueblo en China, ha llamado la atención incluso de la compañía Tesla, pues en ese lugar se pueden ver al menos unos 40 automóviles de esta marca de vehículos eléctricos.

Se trata de una pequeña área rural y montañosa de la provincia de Yunnan, en el suroeste del gigante asiático.

Allí, un habitante de la zona dejó el pueblo de su infancia para buscar una vida mejor pero, como es comprensible, nunca olvidó su lugar de procedencia.

Fueron pasando los años y este habitante logró unos ahorros y decidió volver a vivir a su localidad de nacimiento, sobre todo tras conocer que ahora contaba con nuevos accesos por carretera que la hacían más accesible.

Cuando llegó al pueblo, con la idea de crear un hotel en el municipio, lo hizo con su eléctrico Tesla Model Y y comenzó a moverse con él por toda la zona.

Rápidamente, el vehículo llamó la atención de los vecinos, nada acostumbrados por el momento a ver coches eléctricos por allí.

Fue entonces cuando muchas personas, conocidas y desconocidas, le pedían poder ver su unidad, por lo que se convirtió en una fuente de información sobre el automóvil y los eléctricos en general.

Esto despertó en los demás habitantes el interés de compra de estos coches y en cuestión de meses, el pueblo vio cómo sus habitantes adquirían hasta una treintena de autos Tesla.

La historia causó tanto revuelo que acabó llamando la atención de la propia marca, por lo que una delegación de Tesla viajó hasta el pueblo para conocer este curioso caso de crecimiento inusitado en una localidad tan pequeña y apartada de grandes núcleos de población.

Esta situación, incluso llamo la atención del director general de la marca, Elon Musk, quién quedó impresionado con esta historia acontecida en la china rural.

Tan es así, que ordenó instalar en la localidad diversos supercargadores integrados en el programa “Destination Charging”. Dispositivos instalados por socios autorizados de Tesla y que están dirigidos a hoteles o establecimientos que los incorporan para mejorar los servicios que ofrecen a sus clientes.

Desde entonces este pequeño pueblo ha sido conocido popularmente a nivel internacional como “Tesla Village” debido al nivel de penetración y de relevancia de los coches de la marca en su tejido social. Por supuesto, esta denominación se utiliza solo de modo informal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.