Seguramente la Luna, no será un lugar en el que si pudieras visitar te gustaría perderte, ya que suponemos que debe ser complicado volver sobre tus pasos.

Verte en medio de nuestro satélite natura, polvoriento y sin un sistema GPS instalado, podría provocarte desesperación.

Afortunadamente, los ingenieros espaciales pueden haber encontrado una forma de evitar esta limitación, diseñando una mochila portátil destinada a generar un mapa 3D en tiempo real del terreno de la Luna.

Se trata de una Mochila Cinemática de Navegación y Cartografía (en inglés Kinematic Navigation and Cartography Knapsack, o KNaCK), que es un esfuerzo de colaboración entre la NASA y sus socios de la industria privada.

Con este gatget se pretende ayudar a los futuros exploradores a orientarse en las regiones menos exploradas del polo sur de la Luna.

El KNaCK permite un sistema de navegación en tiempo real bajo demanda, y funciona mediante el uso de un láser pulsado que mide distancias a objetos cercanos y características de la superficie.

En la Luna, el sistema podría proporcionar a los astronautas que usen la mochila un mapa 3D de alta resolución de su área circundante, según la NASA.

Esta tecnología se conoce como lidar de onda continua modulada en frecuencia, y es capaz de proporcionar velocidad y rango para millones de puntos de medición por segundo, incluyendo la velocidad y la distancia a las partículas de polvo perturbadas.

Al fin de cuentas es una herramienta topográfica tanto para la navegación como para el mapeo científico, capaz de crear mapas 3D de ultra alta resolución con una precisión de centímetro y darles un rico contexto científico”, dijo Michael Zanetti, quien dirige el proyecto KNaCK en el Marshall Space Flight Center de la NASA, en un comunicado. 

Servirá además para garantizar la seguridad de los astronautas y vehículos rover en un entorno sin GPS como la Luna, identificando distancias reales a puntos de referencia lejanos y mostrando a los exploradores en tiempo real cuánto han recorrido y cuánto les queda por recorrer para llegar a su destino.

La NASA planea enviar nuevamente humanos a la Luna a partir de 2025 como parte del programa Artemis. Pero esta vez, los astronautas aterrizarán cerca del polo sur de la Luna.

Esta área es de especial interés para los científicos, con evidencia que sugiere que puede contener hielo de agua bajo la superficie que puede usarse como un recurso precioso para la exploración lunar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.