Como un catálogo de intenciones y discurso de buena voluntad calificaron los diputados federales de Acción Nacional el plan integral que presentó el gobernador, Alfredo Ramírez Bedolla, luego de que, lamentablemente no se presentaron estrategias, metas claras y presupuestos definidos para el proyecto en el que se basará lo que resta de la administración.

El coordinador de los legisladores michoacanos, Enrique Godínez del Río, señaló la necesidad de que no se pierda más el tiempo, ya que a casi un año de iniciado el gobierno aún no se tiene la transformación comprometida en varias ocasiones y lamentó que el proyecto que se presentó este lunes pareciera que fue únicamente para cumplir con la ley, ya que carece de un diagnóstico, así como estrategia que le de rumbo al estado.

“Es un catálogo de intenciones estructuradas, más no con números y metas a lograrlas, ¿de qué forma vamos a llegar a cada uno de los ejes presentados?, ¿bajo que esquemas financieros, de recursos humanos?, los números son muy importantes, saber dónde estamos parados y hacia dónde vamos”, indicó.

Al respecto, la diputada federal, Berenice Juárez Navarrete, indicó que el común denominador de los gobiernos de Morena se ha convertido en los discursos de buena voluntad, ya que el Michoacán del que se expresó el jefe del ejecutivo es muy diferente al que se vive diariamente y resaltó que cualquier proyecto requiere saber de dónde se parte y hacia dónde se va.

Juárez Navarrete manifestó su preocupación por las declaraciones de un gobierno que dijo ser municipalista y respetuoso de la autonomía de las comunidades indígenas, al indicar que la ejecución del presupuesto requiere basarse en la ley y el apoyo a los ayuntamientos debe hacerse sin tintes partidistas o ventajas políticas.

“Seguimos en ese mensaje de buena voluntad, pero en arenas movedizas, parte de las políticas públicas es en base a la medición cualitativa, cuantitativa y bueno definir una estrategia de lo que se va a atacar, porque las problemáticas tienen particularidades. Te das cuenta que el común denominador es un mensaje de buena voluntad. Esos cuatro ejes en los que están dividiendo las políticas públicas no hablan de cómo se hará”, expresó.

Los legisladores federales se pronunciaron también para que el proyecto de egresos del presupuesto del 2023 se base en metas acordes al plan que se presentó, al señalar que el mejoramiento y construcción de la infraestructura carretera no debe de quedar como la federalización de la nómina, únicamente en discursos.
Finalmente, reiteraron su voluntad para trabajar en equipo por Michoacán y lograr, en el Presupuesto de Egresos del 2023 los recursos necesarios para el estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.