24 junio, 2024

Esta noche abre la gloria y comienza la pascua

Después de los festejos del sábado de Gloria, la Iglesia Católica celebra el sentido de la Fe, porque festeja a partir del Domingo de la Resurrección de Jesús, cuando Cristo triunfante sobre la muerte abre las puertas del cielo.

Durante la celebración eucarística se enciende el Cirio Pascual que permanecerá encendido durante 50 días, tiempo que dura la Pascua.

Esta fiesta celebra la derrota del pecado y de la muerte, con la resurrección todo sufrimiento temporal adquiere sentido con la vida eterna.

Por ello, este domingo es especial, ya que es un día de fiesta, de gozo, Cristo ha Resucitado, la Tumba está vacía, la humanidad está salvada, ahora es momento de abrazar esa salvación testificando una verdadera vida cristiana.

Cirio pascual, símbolo de vigila

Desde los primeros siglos del cristianismo, el Cirio Pascual se convirtió en uno de los símbolos más expresivos de la Vigilia del Sábado Santo y de todo el Tiempo Pascual.

En la noche del Sábado Santo, los sacerdotes que celebran la Misa de la Vigilia encenderán el Cirio Pascual, símbolo de Cristo Resucitado y su luz que inunda el mundo.

El cirio pascual, tiene varios componentes, con distintos significados, que trataremos de explicar a continuación.

Luz

El Cirio Pascual representa a Cristo resucitado que es “luz verdadera que ilumina a todo hombre que viene a este mundo” y que disipa la oscuridad a causa del pecado y sus consecuencias.

La llama o fuego

Al inicio de la Vigilia, la única luz es la que emana del Cirio Pascual. Luego, el celebrante usa su llama y la comparte con todos los asistentes que portan sus propias velas. Este gesto simboliza la fe que todos recibimos y compartimos.

Al mismo tiempo, se recuerda a todos los bautizados que deben ser portadores de la luz de Cristo, testigos de su amor en medio de las circunstancias en las que viven. Cada cristiano debe ser como una llama que enciende y calienta los corazones.

La llama también representa una imagen viva de la Resurrección, del hombre que abandona el pecado y nace a una vida nueva. Mientras el cirio está encendido, el sacerdote puede decir palabras similares a: “La luz de Cristo, elevándose en Gloria, disipa las tinieblas de nuestros corazones y mentes”.

La cruz

La cruz es siempre el símbolo central. Ella representa el camino que cada uno debe tomar para llegar al Padre, tal y como Cristo lo ha señalado.

Los clavos

Son cinco granos de incienso, usualmente de color rojo, que son incrustados en el cirio y representan las cinco llagas de Jesús: los tres clavos que le atravesaron las manos y los pies, la lanza clavada al costado derecho del torso y las espinas sobre su cabeza.

Alfa y Omega

Las letras A, Alfa, y Ω, Omega, la primera y la última del alfabeto griego, indican que la Pascua de Cristo, principio y fin del tiempo y de la eternidad, es ocasión para recibir esa fuerza siempre nueva que proviene de Dios, en el año concreto que nos toca vivir.

El año

El año actual simboliza a Dios en el presente, y como amo y señor de toda la eternidad.

El cordero

Cristo es representado mediante la figura de un cordero, símbolo de mansedumbre. Dios gobierna el universo, pero lo hace con misericordia. Por eso su justicia es capaz de salvar realmente. Su poder no radica en la violencia, sino en el amor.

El cirio, el agua y otros objetos se bendicen de manera especial, durante la celebración de la liturgia del sábado de Gloria, momento en que se lleva a cabo el ritual sagrado de consagración de estos objetos para convertirlos en símbolo religioso.

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *