17 junio, 2024

De pronto el mundo se hizo rosa. Sin Spoilers

La llegada de la película Barbie, a la pantalla grande ha revolucionado al mundo llevando el juguete a la vida real, desde la óptica de la directora Greta Gerwing, quien plasmó en el filme una montaña rusa de emociones.

La personificación de Barbie en la actuación de Margot Robie y Ken con Ryán Gosling, hacen que el público asistente se identifique con ellos, sin dejar de lado la nostalgia de las mamás que alguna vez, durante su infancia jugaron con estas muñecas.

Poniendo punto y aparte al hecho de que la película es casi de manera literal un gran comercial del producto para niños y la marca Mattel, de la que se habla en todo momento, recuerda otras cintas como Lego Movie, o Play Mobile, que también se convirtieron en una campaña publicitaria de sus respectivos juguetes a través de una historia bien llevada con un hilo conductual adecuado.

Es necesario señalar que Barbie, es una película no apta para niños de todas las edades, y no por el hecho de que se encuentra plagada de diálogos en doble sentido, sino por el mensaje revolucionario que viven los protagonistas durante la trama y en el climax de la cinta que da paso a un desenlace un tanto inesperado de la mano de sus creadores.

Toda esta revolución tipo Toy Story, nos lleva a recordar también otras historias como “Inteligencia Artificial” o “Pinocho”, con la misma rebeldía que al descomponer todo, termina arreglando las cosas para acabar en un mundo renovado.

Si tienen oportunidad, vayan al cine a ver Barbie, si son adultos de más de 30 años, saldrán con el nudo en la garganta y desearán llegar a casa y buscar de nuevo sus muñecas para jugar otra vez con ellas en sus casas de ensueño y vestirlas y usar cada uno de sus accesorios, si son niños o adolescentes, deberán pedir a sus padres que les expliquen un poco lo que está ocurriendo en la pantalla.

Sin duda alguna, los tonos de la gama rosa pastel se convertirán, al menos por unos días en los colores que estarán en tendencia de la moda textil y en todo aquello que podamos usar a diario.

En el caso de La Piedad, durante el estreno de esta película, se pudieron ver lobby’s y salas llenas de personas que acudieron a ver esta cinta con un atuendo en tonalidades rosas, poniendo a este filme a la altura de fenómenos del cine que no solo impactan de manera económica a esta industria, sino de forma indirecta a todo lo demás pues todos quieren montarse a la ola rosa que ha provocado la llegada de Barbie al mundo real.

Related Post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *